Giuseppe Truppi DOP 800 METROS WELAB

Giuseppe Truppi es el director de fotografía de ‘800 metros’, una docuserie producida por Bambú Producciones para Netflix y rodada con equipos Welab. Junto al director Elías León, con el que ya formó un tándem perfecto en el documental “El Caso Alcàsser”, nos contarán el episodio más dramático al que nos hemos enfrentado recientemente: los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils. Con el asesoramiento periodístico de Anna Teixidor, Nacho Carretero y Jesús García, la serie consta de tres episodios que adquirirán el formato documental. Hablamos con Giuseppe Truppi sobre el rodaje, la elección de los equipos y sus futuros proyectos. 

Hace poco tratábamos en nuestro blog las cámaras para documentales. Qué equipo has escogido para este rodaje y por qué. ¿Cuáles son los aspectos más importantes a la hora de elegir los equipos de rodaje de un documental?

En esta serie estamos trabajando con dos Panasonic, la LT y la EVA, con lentes Zeiss standard 2.1 y fujinon 19-90mm. La elección parte de una criba que haces teniendo en cuenta dos factores por los que hay que empezar: por un lado el presupuesto y por otro lado las obligaciones técnicas de Netflix (4K en HDR).

Esta configuración acaba siendo un equipo ligero y versátil que nos permite trabajar con una cierta agilidad y con buenos resultados. Panasonic siempre me ha gustado aunque la haya trabajado poco, y el doble ISO en un proyecto de estas características también me parecía un factor importante a tener en cuenta.

Para mí es muy importante ser consciente de cómo de reducido va a ser el equipo humano que vas a tener, de la logística que va a tener el rodaje, y del resultado que estos elementos te ofrecen para operar rápido (me refiero también a la parte DIT). Hay que elegir un equipo acorde a todo eso más allá, evidentemente, de los matices artísticos del proyecto. En ficción a veces te puedes conceder algo de desequilibrio, en el documental el tiempo y la capacidad de improvisación son demasiado importantes. Es imprescindible tener la posibilidad de moverse con mucha agilidad y rapidez.

Los atentados de Barcelona y Cambrils son los hechos más dramáticos actuales a los que se ha enfrentado la sociedad española, ¿cómo ha sido grabar un proyecto así?

De momento, más allá de que pueda haber momentos más o menos duros por el tipo de contenido al que nos enfrentamos, lo que más destacaría es la responsabilidad que sientes con todo esto. En Alcàsser también la había evidentemente, pero la distancia temporal lo relativizaba todo de otra forma. Aquí la cercanía de los hechos (el juicio acaba de empezar) hace que te muevas en un terreno mucho más frágil y delicado.

El documental es un género que puede estar lleno de imprevistos y en vuestro caso se ha rodado en plena pandemia. ¿Habéis encontrado alguna limitación significativa a la hora de rodar?

Diría que la limitación más significativa la hemos encontrado a la hora de arrancar. El rodaje tenía que haber empezado mucho antes y se tuvo que retrasar por los rebrotes. Pero una vez arrancado no creo que lo hayamos sufrido demasiado. Ser un equipo pequeño en este caso es sin duda una ventaja. Hay muchos más imprevistos que poco tienen que ver con la pandemia, sino con las características propias del proyecto.

¿Cuál crees que es el futuro de esta miniserie documental? ¿Crees que tendrá la misma acogida que “El Caso Alcàsser” en el que también participaste?

Pues ojalá. La respuesta correcta debería ser que nunca se sabe, ¿no? La verdad es que no tengo mucha idea al respecto y no es una pregunta que me suelo hacer. Solo sé que evidentemente queremos estar a la altura de Alcàsser y a la altura de unos hechos tan dramáticos.  

¿Por qué crees que están funcionando tan bien en estos últimos años el género documental?

Creo que es totalmente mérito de las plataformas. A pesar de las dudas que me genera la presencia tan masiva de las plataformas en nuestra sociedad, supongo que esto es algo positivo que ha ido ocurriendo, aunque los documentales independientes siguen teniendo muy poca visibilidad.

¿En qué proyectos, además de este, te encuentras actualmente?

Para 2021 estoy preparando el primer largometraje de Elena López Riera, también tengo pendiente terminar un corto de Elías León Siminiani que hemos estado rodando este año a lo largo de las cuatro estaciones, y por último acabamos de estrenar "Los inocentes", de Guillermo Benet, en el festival de Sevilla.


  MIEMBROS PROTECTORES